lunes, 6 de mayo de 2013

DIFERENCIA ENTRE BOXER EUROPEO Y AMERICANO



 


Bóxer Americano: Diferencias con el europeo

Bóxer Americano: Diferencias con el europeo
El bóxer es un perro de procedencia alemana y que fue creado genéticamente al cruzar dos razas extintas, la brabant y una antigua clase de bulldog. Esta raza de perro fue en origen un perro que se utilizaba para el trabajo en el campo, concretamente como perro de caza, y como animal de compañía y guardián doméstico. Las primeras crías aparecieron en el año 1895, manteniéndose la raza gracias al criadero de la familia Stockmann. Según señalan los expertos, su paso a América fue más como animal de compañía que como de trabajo, produciéndose varios cambios en la complexión y pelaje. Mientras el bóxer europeo es ancho y musculoso, manteniéndose dentro de los estándares originales. El bóxer americano se estilizó, siendo de mayor porte, con cambios en el largo del pelo y con tonalidades atigradas y pecho blanco. Asimismo, el americano está más proporcionado. Ambos comparten rasgos como una cabeza y mandíbula fuerte, hocico con máscara negra, ojos tristones, orejas cortas y un musculoso cuello. Su pelaje es corto y suave y con un peso que va desde los 25 a los 35 kilos en machos y sobre 28 kilos para las hembras.
Por la experiencia que tengo con esta raza puedo decir que es un perro sencillamente especial y es que todos los perros los son pero el bóxer es un personaje dentro del mundo de los perros. Es un animal que inspira respeto y en algunos casos temor ya sea por su apariencia, por su instinto de guarda o por su forma de respirar.
Puedo comentarles que el bóxer es un perro increíble, es tal su peculiaridad que cuando esta con la familia es un payaso de tomo y lomo…lo único que sabe hacer es darte buenos momentos, es algo brusco para jugar porque es un perro fuerte, musculoso y enérgico que derrocha energía por doquier pero que cuando se trata de cambiar a modo guardián, cambia su personalidad bruscamente.

El bóxer son 2 perros en 1:
  • un perro faldero tierno y gracioso
  • y un perro fiero y guardián.
El bóxer es conocido como el peter pan de los perros, es un perro que se comporta como un cachorro con ganas de jugar hasta que envejece…hasta sus últimos días se comporta como un cachorro, pero que de temprana edad se muestra fiero con los extraños, es algo territorial con el resto de los perros y con las personas que no son del grupo familiar, es dominante pero increíblemente servicial con su familia. Su cara es muy similar a la de un perro con pena o melancolía por lo que sus dueños tienden a mimarlos demasiado generando malas conductas.
Si existe perro juguetón ese es el bóxer, todos sin excepción son así. Todos son buenos guardianes que no tienen nada que envidiarles a los rottweiler, sin embargo el boxer deja su papel de guardián apenas escucha la voz de su amo con tal de lanzarse a lamerle el rostro y volver a jugar.
En síntesis es un compañero de juegos para toda la vida, un eterno niño, con cuerpo de atleta y guardián indiscutible.
Existe la version alemana y americana:
  • El boxer de linea americana es mas delgado y de lineas mas delicadas.
  • El boxer de linea alemana es mas cuadrado y musculoso.

Salud y cuidados:

El boxer puede presentar tendencia a desarrollar ciertas enfermedades de consideración. Entre estas enfermedades se encuentran los problemas cardíacos (producto de su capacidad respiratoria y de su hiperactividad), la displasia de cadera, la torsión gástrica y, con menos frecuencia, la epilepsia.
El boxer también tiene tendencia a la aparición de tumores después de los ocho años, por lo que es bueno hacerle revisiones veterinarias periódicas.
Aunque el boxer es una raza activa, presenta dificultades respiratorias debido a su hocico achatado. Por tanto, es recomendable no someterlo a ejercicios intensos en climas cálidos.
Los climas muy fríos tampoco son adecuados para esta raza, porque su pelaje no le proporciona suficiente protección contra temperaturas muy bajas. Es bueno, por tanto, tener algún abrigo para tu boxer si vives en una zona fría.
El boxer es un animal activo que requiere mucho ejercicio diario. Sin embargo, se adapta bien a la vida en un departamento, siempre y cuando cuente con paseos diarios y suficiente compañía.
Debido a su pelaje corto y lustroso, el boxer no suele presentar problemas relacionados con el pelaje. Sin embargo, es una raza que pierde pelo, por lo que necesitarás cepillarlo a diario para evitar que tus muebles y ropa se llenen de pelo de perro.
El baño no necesita ser tan frecuente como en otras razas, ya que el boxer tiende a ser un perro limpio. De todos modos, asegúrate de bañar a tu boxer cuando lo necesite.
ALIMENTACIÓN. El Boxer es un perro para el cual es preciso conocer con exactitud las exigencias y necesidades alimenticias sobre todo, durante su primera fase de vida para crear las bases de un desarrollo físico normal. Sus necesidades diarias, en la edad adulta, son de 1.800/2.100 kcal, según el ejercicio físico que realice.
LOS PRIMEROS MESES. La extrema sensibilidad de su carácter hace que el boxer necesite cuidados atentos en el primer período de vida. Tales cuidados, consistentes fundamentalmente en caricias (tenerlo en brazos, cepillarlo, etc.), deben comenzar a partir de la 4.ª -6.ª semana de vida, con una frecuencia de por menos 10 - 30 minutos al día. Todo esto permitirá exaltar las características del Boxer a través de una "socialización" que llevará al animal a expresar fidelidad, coraje, temperamento sereno, su cariño cuando juega con los niños y, cierta facilidad para ser adiestrado.
CUIDADOS DIARIOS. La capa de pelo liso del Boxer, exime a sus propietarios el tener que quitar "masas" de pelo esparcidas por la casa. Esto tiene además la ventaja de impedir que penetren en el pelaje parásitos externos, polvo y suciedad. Es conveniente el empleo de un guante para frotar su pelo liso.
ENFERMEDADES. Estando el Boxer difundido por todo el mundo, muchos son los estudios que se han realizado sobre las enfermedades que afectan a esta raza. Enumeraremos a continuación algunas de estas afecciones, con la certidumbre de no ser completos y la esperanza de no asustar a quien ya posee un boxer y sobre todo, a quien desea tener uno. El Boxer en edad avanzada, presenta una marcada predisposición a los tumores. Se trata de nódulos consistentes que pueden formarse en cualquier parte del cuerpo. Deben ser extirpados quirúrgicamente teniendo en cuenta de que el 30 % de éstos, pueden tener carácter maligno.
Una forma neoplásica más rara, en común con otras razas braquicéfalas pero de tipo benigno y de característica fibrosa, se localiza en las encías. La hembra del boxer presenta, a veces, síntomas en la vagina que aparece notablemente tumefacta con prolapso de la mucosa por hiperestrogenismo. La terapia aconsejada es a base de progesterona, o quirúrgicamente mediante una ovariectomía. Se observa en el Boxer, siempre más frecuentemente que en otras razas, una colitis crónica ulcerativa que determina, en los ejemplares menores de dos años, una eliminación de heces blandas y malolientes. En este caso se aplica una terapia antibiótica por vía bucal.
Entre las enfermedades que pueden afectar al Boxer anciano, merece ser mencionada una falsa epilepsia por falta de calcio y vitamina B. La terapia consiste en una inyección endovenosa muy lenta de 5 - 20 ml de gluconato de calcio al 10 % a la cual sigue el suministro oral de cápsulas de calcio gluconado y vitamina B.

 

La historia del bóxer:


Los ancestros más antiguos del boxer son dos perros alemanes de tipo moloso: el bullenbeisser y el barenbeisser. Sin embargo, el principal aporte a la raza provino de los bullenbeisser más pequeños conocidos como brabant bullenbeisser.
Estos ancestros del boxer eran perros de caza mayor, que ayudaban a los cazadores persiguiendo y sujetando a la presa. Por tanto, debían ser perros resistentes, fuertes y con un gran impulso de presa.
Algún tiempo después, los ancestros del boxer fueron cruzados con el bulldog inglés y empezaron a usarse para controlar al ganado vacuno, convirtiéndose así en perros boyeros. Debido a que eran perros fáciles de entrenar, también fueron usados en circos y espectáculos para la distracción humana.
Tres alemanes, Roberth, Konig y Hopner, decidieron estabilizar el estándar de la raza en 1894. Al año siguiente la exhibieron en la exposición canina de Munich. En 1896 fundaron el primer Boxer Club.
En 1904 se conformó el primer libro de registro del perro boxer, definiendo el estándar de la raza en función a las características que debía cumplir el boxer como perro de trabajo y utilidad.
El origen del nombre no queda claro, pero se han sugerido varias hipótesis para aclarar de dónde viene el nombre boxer para esta raza.
Algunos autores han sugerido que el nombre del boxer proviene de los aparentes golpes que este perro daría con las patas a la hora de pelear, como un boxeador. Sin embargo, esto es poco probable ya que el fuerte nacionalismo alemán hubiera impedido dar un nombre inglés a una raza 100% alemana.
Otra hipótesis sugiere que la palabra boxer es una degeneración de "boxl" que era como se conocía coloquialmente a los brabant bullenbeisser. Quizás esta hipótesis sea más cercana a la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada